Posts con el Tag ‘Humberto Ochoa Sayanes’


carricoche25

Humberto Ochoa Sayanes
SUMARIO: 1. De recuerdos – 2. Jugando a la bolita –
3. La payana – 4. Los andadores – 5. Jugar a las figuritas –
6. El balero y el yo-yo – 7. Saltando la cuerda – 8. Remontar cometas – 9. Triciclos y monopatines – 10. Haciendo carricoches – 11. Camiones y cachilas – 12. El trompo y la chuza – 13. Barquitos de papel – 14. Y también el fútbol – 15. Matreros y policías – 16. La escondida

1. De recuerdos
Parece ser una característica muy marcada en el hombre: a medida que envejece, las vivencias de sus años de niñez se van fijando más nítidamente en su memoria. Por eso, y para las generaciones que peinan canas (o simplemente ya no peinan nada), es este artículo que pretende rememorar los juegos y entretenimientos de antaño.
Y va también para las actuales generaciones de niños y jóvenes, para que tengan una pálida idea de lo que eran los juegos (hoy considerados muy simples), en aquella época, no tan lejana pero sí tan diferente…
Cincuenta o sesenta años atrás o más, la niñez tenía como entretenimientos actividades o juegos muy sencillos, pero que llenaban de alegría y participación a todos quienes los compartían.

Tags:


castillos

SUMARIO: 1. Introducción – 2. Origen de estas tierras – 3. Proyectos previos de creación de pueblos – 4. El petitorio de Hermógenes Formoso – 5. Surge el 16 de junio – 6. La otra posición: el 19 de abril de 1866 – 7. El después

 

¡SALVE CASTILLOS! (Feliz 150° aniversario)

 

Siglo y medio ha pasado de aquel día

en que el pueblo de Castillos se forjó,

cuando Hermógenes Formoso lo fundó

en los campos que entonces poseía,

y visionario, hacia el futuro lanzaría

la semilla de una siembra venturosa

en esta zona vital y generosa,

para dar a sus hijos la esperanza,

y el tesón y la lucha y la templanza

entre palmas y olas rumorosas…

 

Tags:

HISTORIA DE PUNTA DEL DIABLO

   30 agosto 2016  en RHR - Nº 8


punta8

1. Presentación
 

Tratar de penetrar en los misterios de Punta del Diablo no es tarea fácil.  Profundizar en los tiempos en que surgió como un precario asentamiento en los desolados cerros, (denominados Punta del Mogote, en viejos mapas), cercanos a Punta Palmar, es un desafío que obliga a ejercitar la mente, la memoria y la imaginación.

Hombres y mujeres que osaron enfrentar la bravura de «la mar» en procura de un mejor destino, fueron cimentando una identidad definida, tallada a templanza y trabajo, curtida de soles, sal, viento y agua, que con ribetes de leyenda, pautaron la apuesta de un puñado de orientales resueltos a dejar de dar la espalda al mar, esa estancia ignorada durante tanto tiempo por el resto de sus compatriotas.

Tags: