Posts con el Tag ‘Víctor Larrosa Moreira’


ARTIGAS GRAÑA

1. Introducción
 

“Si propones ese nombre, desde el día antes voy a estar con la mano levantada”. Resonó con fuerza la voz grave del edil Roberto “Pancho” González, en los pasillos de la Junta Departamental de Rocha. Desde la Junta Local de Velázquez, la que tenía el honor de presidir, se había enviado un planteo con la propuesta de diversos ciudadanos de la villa para hacer un nomenclátor y me correspondía visitar las diferentes bancadas para obtener el apoyo a la propuesta y así dar una rápida respuesta al planteamiento que contaba con el aval del Sr. Intendente quien se aprestaba a enviar el mensaje. Eran los inicios de 1998.

Tags:


Documentación francesa de Jean Ferez (“Juan Pérez”)

Por Víctor Larrosa Moreira

SUMARIO: 1. Una anécdota como introducción – 2. Contexto histórico del Uruguay de los inmigrantes –  3. Los primeros arribos al pueblo – 4. Otros que también dejaron huella – 5. Añoranzas de la tierra – 6. Disfrutando con los “turcos” – 7. A modo de final

 
1. Una anécdota como introducción
“Chátalo…¡morió!” tronó la voz del “turco” en la habitación.
Pasó el centenario de Velázquez y quizás esta sea una de las frases que a lo largo de la vida del pueblo ha perdurado.
Al final de cada año Don Amado Abdo revisaba junto a su esposa “Nena” Izaguirre el estado de cuentas de sus clientes. La zafra de esquila estaba terminando, las ventas por las fiestas de fin de año aumentaban, ya fueran corderos, lechones, huevos y la gente andaba con plata en el bolsillo, por eso Don Amado entraba a revisar quién había pagado y quién no.
Conocedor de la gente como buen mercachifle, ante la ausencia o el ni siquiera pasar por la calle del boliche de algunos clientes, le decía a “Nena”: “Chátalo…¡morió!” cosa que no era más que el inequívoco conocimiento que no se le pagaría, en una suerte de muerte comercial del hasta entonces cliente, pronunciaba: “Táchalo…¡ese se murió!”.
Era también una especie de acto de generosidad, por aquellas épocas las deudas no se salían a cobrar, no había clearing ni avisos radiales para que “sutano se presentara por razones de su interés”, era el don de la palabra y la seriedad de cada uno. Si no aparecía a fin de año estaba muerto.

Tags:


Dr. Edison Morales (1980)

Víctor Larrosa Moreira

Sumario: 1. Introito – 2. ¿Porqué Velázquez y no San José? – 3. Los primeros pasos – 4. Obtención de los recursos – 5. Hacia la concreción de otras obras – 6. El Dr. Morales y el fútbol – 7 – Gladys Saráchaga de Morales: “la doctora” – 8. Repercusiones departamentales y nacionales de su obra – 9. Centenario: reconocimiento y agradecimiento entre lágrimas – 10. Esa calle No. 14
1. Introito
 

“- ¿Cómo es el apellido? – ¡No! El apellido es Morales, el raro es el materno; del Guercio. Edison Morales del Guercio se llama.” Los más ilustrados del pueblo se jactaban de decir bien el nombre y apellido de novel doctor que venía a hacerse cargo de la policlínica de Velázquez. Era el 14 de febrero de 1965.

Su esposa, también Doctora en Medicina, era de la zona pues los “Vascos” Saráchaga tenían campo en Paraje “Don Carlos”. Su nombre: Gladys Saráchaga Curbelo, sobrina del recordado “Pichilo’’ Curbelo, de importante comercio de ramos generales en Parallé.

Morales había nacido en San José de Mayo el 21 de mayo de 1932 y en el 1951 ingresó a UTE para poder apoyar sus estudios en la facultad de medicina. Una vez recibidos ambos contrajeron enlace en 1958.

Tags:

Víctor Larrosa Moreira

“Toda obra humana es primero idea, después acción, constancia, voluntad, mucho esfuerzo y finalmente éxito”
Leonidas Larrosa

SUMARIO: 1. introducción – 2. La fundación del liceo – 3. El nacimiento del Club Social Velázquez – 4. Luces y sombras en los inicios – 5. El fin de una histórica gestión

Leonidas al obtener su  credencial en plena juventud Leonidas al obtener sucredencial en plena juventud

 
1. Introducción
Aún no se habían acallado los ecos del “Maracanazo”. Era el 19 de julio de 1950 y quizás en ese ambiente festivo muy pocos se percataron del arribo al pueblo de un matrimonio de jóvenes maestros, llegados para hacer historia y marcar un hito en la hoy Capital Histórica de Rocha: Don Leonidas Larrosa Terra y Doña Manón Sopeña de Larrosa.

Tags:

Monumento a Luciano Velázquez en la Avenida Artigas de la Villa Monumento a Luciano Velázquez en la Avenida Artigas de la Villa
Víctor Larrosa Moreira
 SUMARIO: 1. La ventura de un expósito – 2. La Patria y el pago en los tiempos de Don Luciano – 3. El entorno: India Muerta –  4. La leyenda de La Paloma – 5. La herencia de Don Justo Velázquez – 6. La declaración como Pueblo – 7. Elevación a la categoría de Villa – 8. Nomenclátor – 9. Los símbolos. Hacia la construcción de una identidad – 10. Declaración de capital histórica – 11. Personajes inolvidables – 12. El deporte – 13. La creación de un circuito histórico – 14. El presente del pasado

 
1. La ventura de un expósito
 

Corría el Año del Señor de 1833 en los pagos de India Muerta. Años y pagos cargados de leyendas e historias si los hay.

Aquella joven, temerosa pero decidida, el 31 de diciembre decidió desprenderse para siempre del fruto de su vientre engendrado a escondidas. Esa madre jamás podría sospechar que allí se daba inicio a algo que se transformaría en una de las historias de vida más fascinantes de nuestra naciente republica: la historia del “Guacho” Luciano Velázquez.

Tags: