Posts con el Tag ‘Prof. Jesús Perdomo’

LUCAS VALDÉS: LA PLUMA REBELDE

   27 agosto 2016  en RHR - Nº 8

1. ¿Quién es?
 

¿Quién era Lucas Valdés, autor del cuento “La Fuga”, impecablemente ambientado en el lugar y tiempo del Combate Maturrango- Lechiguana, que integra la sección de Documentos de este número de la Revista Histórica Rochense?

La memoria de María Antonia “Pocha” Faget, privilegiado registro de la historia de Castillos – la grande tanto como la menuda -, hace ya años atrás, vino en nuestro auxilio.

   “Lucas Valdés- informó “Pocha”- en realidad era Lucas Gómez, hermano del popular ´Tornasol´ y del padre de Nubia Dos Santos Cruz. Eran hijos naturales que se apropiaban del apellido del padre. Había otros dos hermanos que se apellidaron Campos.”

Tags:


img314

Jesús Perdomo

 

SUMARIO: 1. En redota – 2. El descubrimiento –  3. El primer caso – 4. La puerta se abre – 5.  Ajedrez de tres – 6. Amigo  Pedro  Amigo – 7. La protección charrúa –   8. Aliados sospechosos – 9. La pillería de Artigas –  10. De sobresalto en sobresalto – 11. El desenlace

 
 1. En redota
 

Parado en puntas de pie sobre la piedra más alta del cerro de la Cueva del Tigre, el vichador, tenso y concentrado, atisbaba hacia el oeste. Allá, los rayos del sol poniente alumbraban las palmeras del Paso Real de Castillos y, más allá, la sierra de la Carbonera, por donde debían venir los perseguidores.

Pero, ninguna silueta de jinetes se recortaba amenazadora en el contraluz…

- Ahijuna, los perdimos a esos porteños ´e porra … – festejó, aliviado, el vichador Rosendo Olivera, mientras, agitando los brazos, mandó señas tranquilizadoras hacia abajo.

Allí, en la ladera del cerro, por el viejo trillo de las carretas avanzaba rumbo al Este una penosa columna de unos doscientos jinetes. Los matungos iban matados, de paleta sumida, sudados y echando espuma por la boca. Los hombres llevaban la derrota grabada a fuego en los desgreñados rostros de ojos hundidos, en las rotosas pilchas, en las improvisadas vendas sanguinolentas, en el cansancio infinito de jinetes y caballos.

No era para menos. Venían de perder fiera batalla, después de un día completo de pelea, donde dejaron más de 30 compañeros muertos, 130 prisioneros y toda la caballada de refresco en poder del enemigo.

Fue en el Valle de Marmarajá, cercanías del Aiguá… Después, la huida a mata-caballos por más de veinte leguas: sierras de Aiguá, Carapé, la Carbonera y – ahora – un quiebre al Este, por los cerros de Castillos, buscando la salvadora llanada de la Angostura, que termina en la frontera del Brasil.

Tags:

Jesús Perdomo

SUMARIO: 1. La organización de la Jura – 2. Tiempo de jurar – 3 – El chasque en el Palmar – 4. El Acta en los archivos – 5. Dos moralejas

Dibujo de Humberto Ochoa Sayanes representando a los  21 ciudadanos del Partido de Castillos jurando la Constitución
1. La organización de la Jura
Una treintena de niños se está formando sobre el escenario del salón de Actos de la Escuela N° 5 de Castillos. Son alumnos de las maestras Claudia Destéffano y Verónica Perdomo, dispuestos a recrear un episodio poco divulgado pero altamente honroso para este pago de los palmares.

Bajo la atenta supervisión de las maestras, cada niño ha ocupado el lugar que le corresponde como actor en la escena.

Tags:

Jesús Perdomo

SUMARIO: 1. Hurgando en el pasado – 2. Quién es quién – 3. Alquimia histórica – 4. Atando cabos – 5.  La voz del experto  – 6. Nobles reliquias – 7. Los puntos sobre las íes – 8. Rumbeando el final – 9. De tierra soy

 

Leonardo Olivera por 1860
1. Hurgando en el pasado
 

Don Manuel está parado frente a la puerta de su rancho, de horcones chamuscados y requinchado.   Suspira, contemplando ese verde mar de palmas desplegándose allá abajo, en la llanada que rodea la altura donde están su vivienda y corrales.

Don Manuel González suspira apesadumbrado. Si no logra presentar el documento que acredita su legal posesión de la media “suerte de estancia”, unas 900 hectáreas, donde está avecindado, es muy posible que resulte desalojado… ¿y a dónde irá con su familia?

Tags: ,

EL MARQUÉS ACAMPA EN BALIZAS

   16 enero 2013  en RHR - Nº 3

Amadeo Molina Faget – Jesús Perdomo
 
SUMARIO: 1. A orillas del Arroyo  – 2. Amadeo, el discrepante – 3. ¿Cuál Arroyo de Castillos? – 4. Las cuatro caras de Castillos – 5. El ojo del baqueano – 7. Contundentes instrucciones – 8. Versalles en Balizas

 

Un juvenil Amadeo Molina Faget, cuando iniciaba sus recorridos a caballo por pagos castillenses
1. A orillas del Arroyo
Primero se oyó el seco redoble de un tambor.  Luego, el filo de una clarinada cortó en dos la fría tarde de setiembre y reventó en descarga de fusilería…

Durante un breve momento de silencio, pareció que el mundo quedaba en suspenso, y otro, y otro… , así hasta contar veintiún cañonazos.

Los toros chúcaros que pastaban en la llanada cercana levantaron sus poderosas cornamentas y rompieron en disparada campo afuera, mientras una salvaje estampida de miles y miles de pájaros sacudió las centenarias copas de los ombúes y coronillas.

Es que desde los tiempos mismos dela Creación, jamás semejantes sonidos habían atronado el aire de aquel arisco paraíso de aguas, pradera, arenas, monte y fauna salvaje que arropan la boca del arroyo – hoy- de Balizas conla Lagunade Castillos.

Tags: ,

LOS NOMBRES DEL “AGUA DULCE”

   27 diciembre 2012  en RHR - Nº 2

Prof. Jesús Perdomo En memoria del periodista Julio César García

El periodista Julio César García según el lápiz de Willam Rodríguez

SUMARIO: 1. Una historia nada común – 2. Un nomenclator “diferente” – 3. Telaraña de nostalgias – 4. Por el viejo “Agua Dulce”
1. Una historia nada común
  La calle pasa por el costado dela Escuelade Aguas Dulces. Es cortita, de menos de una cuadra, pero estratégica para la circulación en el balneario. Ha sido nominada oficialmente “Lucho y Garifa”. La callecita recuerda la más estrafalaria carrera corrida en la zona. Corrieron un hombre, “Lucho”, y… ¡una yegua, “Garifa”! El “centauro”- mitad hombre, mitad caballo- era joven y, en fuerza física, un Hércules. Se llamaba “Lucho” Sena Resulta que este hombre estaba tan identificado con un caballo que se comportaba como un típico equino. Si marchaba al trote por un camino o por un campo, pegaba la espantada por unas ramas o cualquier cosa que asusta a un caballo.

Tags: