Sumario: 1. Una imagen que condensa un tiempo y un espacio – 2.Comercios españoles de Rocha – 3. Conclusiones

1. Una imagen que condensa un tiempo y un espacio

En distintos medios especializados en el estudio de la inmigración aparecen  fotos en las que se puede apreciar un mostrador y encima de él una balanza. Detrás del mismo un dependiente ataviado con un guardapolvo. Los rasgos fisonómicos son los típicos de un español.

Hoy presentamos el aporte de la colectividad española,  en un momento fermental de la capital departamental. Surgen entonces nombres, lugares y comercios que hacen a la mejor historia comercial rochense. Cuando la villa de Rocha estrenaba la denominación de ciudad conseguida por obra y gracia de un conjunto de ciudadanos convencidos del destino del solar rochense. Hombres dignos del mejor elogio y revestidos de la tenacidad y vocación de servicio requeridos para llevar adelante la empresa de hacer de la ciudad de Rocha un mejor lugar para vivir.

Rocha cuenta con un número importante de inmigrantes españoles. Si bien no existen estadísticas que iluminen el período 1875 – 1900, hemos analizado el contenido de los avisos que se publicaban en los órganos de prensa local así como  información proveniente de los estrados judiciales que permiten extraer nombres de distintos comercios y de sus propietarios.

Del análisis de los referidos materiales documentales nos permite llegar a la conclusión que los inmigrantes establecidos,  en especial ejercían relevante influencia en el volumen de capital que giró en ese entonces en el departamento en general y de la ciudad de Rocha en particular.

Seguidamente ofrecemos una nómina de comercios y comerciantes españoles afincados en Rocha. Debemos advertir que tal nómina no es exhaustiva en virtud que los datos se registraron en diversas fuentes, en especial la publicidad.

En este sentido se debe anotar que muchos españoles preferían no contratar publicidad. Esta decisión se basaba en que las dimensiones del mercado eran reducidas y la población que accedía a los periódicos no representaba un volumen significativo. Muchos comerciantes tomaban en cuenta la relación costo-rendimiento. Dicho de otra forma el rendimiento del producto no justificaba lo que se calificaba de gasto.

Y también debe agregarse que el hábito de la lectura de periódicos no estaba generalizado y por lo tanto no era una manera de llegar a un número importante de personas.

De todas maneras, la intención puesta de manifiesto por estos pioneros sienta las bases de lo que años después es una realidad insoslayable.

Otra característica que despierta nuestro interés es la tipología de los comercios. Así se encontraban establecimientos que giraban en varios ramos simultáneamente. Lo más llamativo, son las combinaciones que se realizaban. En efecto, se pueden encontrar almacén y tienda; almacén, tienda y ferretería; almacén y barraca de frutos del país, depósito de alambre, depósito de yerba, tienda y sastrería, barbería, perfumería y cigarrería, baratillo, pulpería, entre otros

Otra particularidad se refiere a que muchos de los propietarios antes de alcanzar la titularidad de un negocio propio se desempeñaron como dependientes, aprendiendo el movimiento del negocio, al tiempo que mediante privaciones ahorraron el dinero necesario para poner en marcha su comercio.

En Rocha, para instalar un negocio se requería alquilar el local, luego efectuarle las adaptaciones y reformas para el tipo de comercio que se deseaba instalar. A veces era necesario y de acuerdo con su ubicación y porte, incluso construir una entrada para carruajes tanto de clientes como para descargar mercadería.

Otro aspecto que debe tomarse en cuenta es el hecho que generalmente los empleados que se incorporaban eran paisanos suyos. Los mismos accedían por contactos y recomendaciones de otros españoles, en general coterráneos o allegados a su familia.

 

Almacenero (Diario “El Norte”,16 de setiembre de 2013)

Almacenero (Diario “El Norte”,16 de setiembre de 2013)

2. Comercios españoles de Rocha

Se ha procedido agrupar los emprendimientos comerciales según la cantidad de ramos en que giraban.

2.1) Ramo: Almacén

Antonio Arrarte: Este vasco era propietario de un almacén, donde se ofrecían los productos fabricados en el molino de su propiedad. 1

José  J. Arrarte: También vasco, fue titular de una casa de comercio. El local fue objeto de mejoras durante 1888. 2

Melchor Casas: Este catalán en 1886 era propietario del “Almacén Español” que se halla situado en la calle Minas (actual Francisco de los Santos) esquina Maldonado (actual Orosmán de los Santos). 3

Teodoro de los Ríos: Este vasco poseía un depósito de harina y otros artículos. En 1887 se trasladó al local que poseía hasta entonces el también vasco Pedro Astigarraga. El mismo se ubicaba en la calle Cabo de Santa María (actual José Pedro Ramírez) esquina Santa Teresa (actual 19 de Abril).4

Laureano Lorenzo y Losada: Este gallego en 1885 poseía el comercio llamado el “Gran Depósito” que vendía yerba mate, alambre, postes de hierro galvanizado, entre otros productos. El mismo se ubicaba en la calle Santa Teresa (actual 19 de Abril).

Juan R, Muñoz: En el mes de abril de 1889 se hizo cargo del almacén hasta entonces propiedad de Antonio Arrarte.5

Laureano Passaron y Yáñez: Otro gallego que se estableció en Rocha en 1870 con casa de comercio. 6

Francisco Pi: En mayo de 1887 inauguró un nuevo almacén con la denominación de “Almacén Español”.7

Nicomedes Acosta: Este español adquirió el comercio que era propiedad de José María Ferreiro en 1888. 8 El mismo se ubicaba frente a la Plaza Congreso. 9

vegaramos

2.2) Ramo: Almacén y tienda

José María Ferreiro: Gallego que tuvo su comercio sobre la Plaza Congreso. En el año 1888, en el mes de julio vendió el negocio al también español Nicomedes Acosta. 10

Víctor Oribe: Luego de retirarse de la sociedad Llantada, Oribe y Cía. en 1888 se instaló con comercio que giraba en los ramos de almacén y tienda. Un suelto de gacetilla elogiaba la actitud de Oribe al acondicionar el local. El suelto destacaba las mejoras:

Para satisfacer a su clientela y el público que dispensa su generosa protección, ha comprado en estos días la casa que habita con su establecimiento de comercio y la que ocupa el Doctor Escudero. Con tal objeto ha hecho ya varias reformas dando mayor ensanche en ella a los dos ramos de tienda y almacén, para las cuales ha recibido en estos últimos días un surtido general, especialmente de artículos de tienda propios para la presente estación. En cuanto a los precios, nos dicen, son sin competencia. Bien por el amigo Oribe y lo felicitamos deseándole buena cosecha de pesos.11

 

2.3) Ramos almacén, tienda y ferretería

Carlos T. Brunet: Este español en 1889 instaló un comercio que giraba en los tres ramos, cuyo local se ubicaba en la calle Chuy (actual 25 de Mayo) esquina de la Sierra (actual 18 de Julio).

Dionisio Llantada: Catalán, luego de haber incursionado en el comercio en el pueblo de Castillos bajo la razón comercial “Llana y Llantada”. Se trasladó12 a Rocha donde instaló un comercio que giraba en los ramos de almacén, tienda y ferretería. En 1886, se asoció con los también españoles Víctor Oribe y Federico Pando, integrando la razón social “Llantada, Oribe y Cía.”  El local se hallaba ubicado en la calle de la Sierra (actual 18 de Julio) esquina Chuy (actual 25 de Mayo). En abril de 1886 se disolvió la sociedad continuando Llantada con el negocio. 13 El 3 marzo de 1891 traspasó el comercio al español José María Llana.14

El 6 de noviembre de 1895 apareció publicado en el Diario “El Pueblo”el primer aviso  comercial de la nueva casa:

Don José M. Llana:Español, sucesor del comercio anterior. Así recogía la prensa el inicio de actividades:

“José María Llana había dado comienzo a sus actividades comerciales, las puertas que se abrían al público, mientras continuaba con la construcción de la planta alta, con una entrada lateral – que de todas maneras comunicaba con el comercio – para alojar a su familia.15

El comercio se llamaba “La Honradez” y anunciaba al público estar en posesión de un muy buen surtido en los ramos de tienda, almacén y ferretería.

La construcción y el comercio impactaron en nuestra por entonces progresista ciudad. Era un edificio de características  especiales que se destacaba  del común de las construcciones de nuestra época, generalmente constituidas por casas de una planta. Tal impacto no pudo menos que explicitarse en la prensa por los cronistas de época.16

“El Pueblo” en su edición del 18 de diciembre de 1895 publicaba el siguiente aviso, que lo transcribe Izaguirre, y dice: “Ya se destacan en medio de nuestra floreciente ciudad los elegantes contornos del magnífico edificio que hace construir en la calle de la Sierra (hoy 18 de Julio) el considerado comerciante don José M. Llana. Como no se trata de una construcción vulgar, que venga a aumentar la edificación  local, sino una obra de verdadera importancia por la magnitud de sus proporciones, merece, por cierto una  especial atención, aún en el estado preparatorio en que se halla, Nadie desconoce cuanta importancia aportan para la ciudad de Rocha construcción de tal naturaleza. Por eso es merecedora de caluroso encomio, resolución  del Sr. Llana y digna muy demás de repetida imitación. El Sr. Llana en la más honesta ruta de la vida comercial que ha abrazado donde hasta muy largos años constituyó para sí y para los suyos una posición desahogada y envidiable, la que aunada del considerado nombre de que goza, importa la más redonda fortuna que pueda ambicionarse. Inspirado en las afecciones que lo ligan a nuestro departamento, ha dado una inequívoca demostración de ese sentimiento propendiendo con verdadera eficacia al engrandecimiento local, con la construcción de tan hermosa finca. Cuán dignos de aplausos y alabanzas serían tantos otros acomodados habitantes de esta zona, ya nacionales, como extranjeros, que gozando de iguales o mejores bienes o fortuna, sepultan sus capitales en el oscuro fondo de sus gavetas, sin importarles, ni preocuparse del adelanto de su suelo,  si son orientales; ni del país que les ha dado albergue y comodidades, si son extranjeros. Con demasiada frecuencia se presentan ante nuestros ojos ejemplos de esta innegable verdad, afeada más aún, por el proceder de no pocos que una vez hecha su bolsa en nuestro territorio, alzan vuelo y retornando a sus bases solo dejan el recuerdo doloroso de sus usuras y sus exacciones. Por eso, con que íntimo regocijo se considera y contempla la propuesta actitud del Sr. Llana.

Para eso con verdadero entusiasmo, cabe tributársele efusivos plácemes, calurosos aplausos; tendientes todas estas demostraciones a realizar su progresista y ejemplar iniciativa vemos con complacida admiración, agitarse a diario, sobre el andamiaje de la construcción numerosos artesanos, los cuales, como eslabones de la interminable cadena de la vida humana, se trasmiten entre sí –y directa o indirectamente – a los demás obreros del planeta los frutos del trabajo, por las transacciones necesarias a la subsistencia.

Animados por estas impresiones adelantamos con verdadero placer nuestros parabienes al Sr. Llana, deseando que muy en breve podamos renovarlos al ver la última mano en aquella obra verdaderamente alentadora, para los que ambicionamos el progreso local.17

José Larrañaga: Este vasco fue propietario de un comercio del rubro almacén, tienda y ferretería. El local se hallaba en las calles Santa Teresa (actual 19 de Abril) esquina Florida (actual Florencio Sánchez). El 15 de enero de 1888 se trasladó para la atahona de José Cúneo que se ubicaba en las inmediaciones del Paso Real, sobre el arroyo de Rocha en el camino hacia Maldonado y Montevideo. 18

José Martiniano López: Español, oriundo de Galicia, era propietario de comercio establecido que giraba en los ramos de almacén, tienda ferretería. Se hallaba su local en la esquina de las calles Florencio Sánchez y 25 de Agosto. La construcción data del año 1908. 19

 

2.4) Ramos: almacén y ferretería

Pedro Cendán: Peninsular que poseía un comercio que giraba en los ramos de almacén y ferretería, cuyo local se encontraba en la calle San Miguel (actual 25 de Agosto) esquina Plaza Independencia. 20

2.5) Ramo: baratillo

Un baratillo es un comercio que posee un conjunto de artículos que se venden a bajo valor.

Luciano Amaro: Este español fue propietario de un comercio que permaneció en actividad hasta el año 1884. 21

2.6) Ramo: carnicería

Isidro Arimón: Este catalán fue titular de un comercio que giró en el ramo de carnicería ubicada en la calle Puerto de La Paloma (actual General Artigas) esquina Castillos (actual José E. Rodó) donde ofrecía “carnes de calidad, grasa, velas” y otros artículos concernientes a la especialidad.

2.7) Ramo: carpintería

Félix Arrieta: Vizcaíno que en 1884 se halla instalado con carpintería en la Chuy (actual 25 de Mayo). 22

2.8) Ramo: carros fúnebres

Jacinto Alsina: En 1885 recibió autorización de la Junta Económico Administrativa de Rocha a los efectos de prestar servicio de carros fúnebres por un lapso de cuatro años. Trabajó conjuntamente con el también español Emeterio Zabala. En el Periódico “El Imparcial” se publicó el siguiente aviso donde se comunicaba el servicio que se ponía a disposición del público:

Nomenclátor del antiguo centro de Rocha según la

Ing. Agr. Marlene Yacobazzo en su libro

“Rocha, Testimonio de dos siglos” página 89

Calles dirección noreste-sureste

Nombres 1886       Intermedio                       actual

Colón                         F. Martínez Rodríguez          Florencio Martínez Rodríguez

Sarandí               Sarandí                         Sarandí

Chafalote            Misiones                       Eliseo Marzol

Don Carlos         Piedras                         Piedras

San Luis              Rincón                          Rincón

San Miguel          25 de Agosto               25 de Agosto

Unión                  callejuela                      José A. Ribot

Chuy                   Asamblea                     25 de Mayo

Santa Teresa       19 de Abril                   19 de Abril

Castillos              Agraciada                     J. E. Rodó

Garzón                Lavalleja                       Lavalleja

Maldonado         19 de Abril                   Orosmán de los Santos

San Carlos          L. Sanz y Sancho          Lucio Sanz y Sancho

Consejo              Zabala                          Zorrilla de San Martín

Durazno              Ansina                          Ansina

Canelones           Av. José Monterroso    Av. José Monterroso

 

Calles dirección Noroeste-Sureste

Solís                                 Julio J. Martínez                Julio J. Martínez

Cerro Largo                       Leonardo Olivera  Leonardo Olivera

Minas                               Francisco de los Santos    Francisco de los Santos

Uruguay                            Julián Graña                    Julián Graña

Cabo Santa María                José P. Ramírez                José Pedro Ramírez

Polonio                             Callejuela Montevideo        Aquiles Sención

Puerto de La Paloma            Gral. Artigas                    General Artigas

De la Sierra                        18 de Julio                       18 de Julio

Valizas                             Treinta y Tres                  Treinta y Tres

Florida                              Florencio Sánchez Florencio Sánchez

Cebollatí                         Río Branco                   J. Batlle y Ordóñez

Tres Islas                          Arenal Grande                 Ángel María Rivero

Alférez                             Grito de Asencio   Grito de Asencio

Ituzaingó                           Ituzaingó             Ituzaingó

 

“Al público – Participamos al público que por concesión otorgada por la Honorable Junta a D. Jacinto Alsina, que desde la fecha el servicio de carros fúnebres será a los precios siguientes:

Primera Clase, diez pesos

               Segunda Clase, cuatro.

Además tenemos Extra, cuyo precio es convencional.

Así mismo, tenemos otros gratis para los pobres, los que tendrán que justificar su estado de pobreza por medio de un certificado de quien corresponda.

A la vez prevenimos que nos encargamos de todas las diligencias concernientes al entierro, tal como enlutar las casas, mandar imprimir invitaciones, repartición de las mismas, dar los pasos necesarios ante el Juzgado de Paz, Oficina de la Junta, etc..

También  prevenimos que tenemos un buen surtido de ataúdes a precios módicos, calle Florida esquina Santa Teresa.

      Rocha, marzo 26 de 1886

      Jacinto Alsina – Emeterio Zabala” 23

 

2.9) Ramo: Confitería

- Manuel Castro: Este español fue propietario de una confitería en la década del 70.

2.10) Ramo: Farmacia

Benito Díaz Salazar: Se estableció este español en Rocha en la década del 70 con despacho de medicamentos.

Basilio Valet: Este catalán era el propietario de la “Botica Normal”. Este comercio se ubicaba  en la calle Santa Teresa (actual 19 de Abril) esquina Puerto de La Paloma (actual General Artigas). 24

Valet fue uno de los hombres con más iniciativa, de tal manera que su farmacia anexó droguería que funcionaba con gran resultado en virtud de los productos que elaboraba.

José Quintás – Roca: Propietario español de la “Botica Nueva” que se hallaba en la calle San Miguel (actual 25 de Agosto) Nº 1107. En el mes 25 de marzo de 1888 anunció una liquidación de stock y el cierre del negocio. 25

Vinculado  a diferentes actividades de la colectividad, mantiene múltiples polémicas y discusiones con sus paisanos.

Domingo Costa: Se instaló con farmacia en Rocha.

2.11) Ramos: Fonda, billar y cancha de pelota

Antonio Anza: Vasco que tuvo un establecimiento que giraba en los ramos mencionados. El local se encontraba ubicado en la calle Puerto de La Paloma (actual General Artigas) esquina Maldonado (actual Orosmán de los Santos). 26

2.12) Ramo: peluquería

Eusebio R. Aranguren: Vasco propietario de la “`Peluquería Oriental”, local que se encontraba en la calle Cabo Santa María (actual Dr. José Pedro Ramírez) esquina Plaza Independencia. Permaneció hasta el mes de diciembre de 1887 cuando anunció el cierre de su negocio en razón de trasladarse a Montevideo. De regreso a Rocha, el miércoles 18 de abril de 1888 reabrió su negocio ahora en el local que se ubicaba en la calle de Santa Teresa (actual 19 de Abril) entre la calle Puerto de La Paloma (actual General Artigas) y la calle de la Sierra (actual 18 de Julio).

Peregrino Lostaló: Este catalán tuvo la peluquería, perfumería y cigarrería “De la Lealtad”. La misma estaba instalada en la calle San Miguel (actual 25 de Agosto). 27 A partir del 1º de setiembre de 1886, se hizo cargo de la peluquería “De la Juventud”. Este establecimiento, que era propiedad de Narciso Puig, se situaba en la calle San Luis (actual Rincón) esquina Puerto de La Paloma (actual General Artigas).

Narciso Puig: Nativo de Cataluña, tenía la peluquería llamada Peluquería “De la Juventud” que se situaba en las calles San Miguel (actual Rincón) esquina Puerto de La Paloma (actual General Artigas). Luego de su fallecimiento la viuda publicó un aviso comunicando a sus clientes la reapertura del negocio. Decía el aviso:

que reabrirá la antigua ´Barbería de la Igualdad´, contando con un inteligente oficial ha resuelto abrirlo al público con el nombre de Peluquería del Esmero en su antiguo local de la calle de San Luis (actual Rincón) Nº 81 donde podrán acudir en la confianza de encontrar un servicio prolijo y esmerado así como un surtido de artículos concernientes al ramo,  tales como perfumería, corbatas, cuellos, puños, etc. Al mismo tiempo pone en conocimiento del público que el oficial con que cuenta la casa es apto y completo para aplicar sanguijuelas, ventosas y todo lo que se relaciona con la cirugía. Acudid y estaréis satisfechos.

2.13) Ramo: Sastrería

- Nicolás Larroca: Vasco que en el año 1888 se hizo cargo de la “Sastrería del Universo” cuyo local se encontraba en la calle San Luis (actual Rincón) entre Puerto de La Paloma y calle de la Sierra (actual 18 de Julio). 28

2.14) Ramo: Tambo

Saturnino Ferreyrós: Este gallego se instaló primero en la zona de Solís, departamento de Maldonado. En 1866 atendía a los pasajeros de las diligencias que viajaban por el Camino Real ofreciendo cena y alojamiento. En 1884 se trasladó a la ciudad de Rocha, donde instaló un tambo con expendio que se ubicó en la calle de San Miguel (actual 25 de Agosto) esquina Uruguay (actual Julián Graña). La novedad fue la notoriedad que cobró entre la sociedad rochense al concurrir al local a ingerir un vaso de leche acompañado de una medida de brandy. Resulta muy ilustrativo el aviso que se publicaba en el Periódico “El Imparcial”, Edición correspondiente al 1º de noviembre de 1884  que señalaba:

Al tambo, al tambo

¿Sabéis bellas lectoras, cual es el punto de reunión de todos los dandis high – life rochenses?

Donde menos pensáis, nada menos que con el tambo situado en la calle San Miguel esquina Uruguay, en casa de Saturnino Ferreyrós.  Allí encontrareis a todos los más distinguidos del sexo feo, tanto hacendados como empleados públicos, abogados, procuradores, escribanos, y por fin, lo más granado de la juventud que va a saborear un riquísimo vaso de leche, acompañado del correspondiente brandy y cuesta todo dos centésimos. Es indisputable que el mejor remedio para las personas anémicas y débiles, es la leche y que es muy buena también para las personas de buena salud, de manera que me permito a fuer de hombre práctico, aconsejar a mis lectores que acudan a aquel sitio de mañana y de tarde, y de ahí que el tambo se convertirá en un punto de reunión. Con que señoritas y caballeros rezagados, el Tambo es el más saludable de los aperitivos.29

 

3. Conclusiones

La actividad comercial de la ciudad tuvo en la inmigración española un factor de crecimiento y uno de los polos que contribuyeron al desarrollo de Rocha.

La sociedad rochense tenía en la colectividad española uno de los pilares donde se asentó su progreso. En efecto los españoles a partir del contacto que por sus tareas tuvieron se relacionaron con la mayoría de la población y en consecuencia fueron dinámicos coprotagonistas del quehacer citadino.

Estos inmigrantes le transfirieron a Rocha muchas de las características propias de su idiosincrasia y su presencia que se detecta en las diferentes modalidades comerciales y en la tipología de la arquitectura de sus negocios.

El aporte de los inmigrantes a la sociedad rochense resultó de enorme significación, pues leimprimieron su dinamismo, tenacidad, contracción al trabajo y espíritu de sacrificio.

En cuanto a la actividad comercial es de destacar que los inmigrantes desempeñaron todos los oficios, procurando a fuerza de sacrificio ahorrar para mejorar su situación, buscando instalarse con negocio propio luego cuando se entendió necesario ampliar el comercio, buscando asociarse con algún paisano que estuviese dispuesto a aportar capital para expandir el negocio.

Es esta historia comercial parte del acervo que conformó no sólo la identidad local sino la identidad nacional de aquellos que cruzaron océanos “con una mano atrás y otra delante”, con el sueño de “hacerse la América”, persiguiendo el sueño de una vida mejor que lograron encontrar en estas tierras.

1)   Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 104 correspondiente al 6 de noviembre de 1888, página 3, columna 1.

2)   Periódico “El Imparcial”, Rocha, Edición Nº 186, correspondiente al 31 de marzo de 1888, página 3, columna 3.

3)  Periódico “El Imparcial”, Rocha, Edición Nº 288 correspondiente al 25 de diciembre de 1886, página 3, columna 1.

4)  Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 98, correspondiente al 5 de noviembre de 1887, página 2, columna 4.

5) Aviso que se publicó en el Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 231, correspondiente al 5 de abril de 1889, página 2, columna 2.

6) Periódico “El Imparcial”, Rocha, Edición Nº 226, correspondiente al 22 de mayo de 1886, página 2, columna 5.

7) Periódico “La Patria”, Rocha, Edición Nº 37, correspondiente al 6 de mayo de 1887. Página 3, columna 4.

8)  Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 158, correspondiente al 26 de julio de 1888, página 3, columna 2.

9)   Esta plaza en un principio se denominó “Progreso”.

10) Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 158, correspondiente al 20 de julio de 1888, página 3, columna 1.

11)  Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 237, correspondiente al 30 de abril de 1889, página 2, columnas 3 y 4.

12) Periódico “El Imparcial”, Rocha, Edición Nº 214, correspondiente al 10 de abril de 1886, página 4, columna 4

13)   Periódico “El Nacionalista”, Rocha. Edición  Nº 133,  correspondiente al 24 de abril de  1888, página 3, columna 1.

14) Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 134, correspondiente al 4 de abril de 1891, página 3,  columna 1.

15)   Estrella Izaguirre, “La ´Casa Llana´, de comercio señero a mojón cultural” en Revista Histórica Rochense, Año IV, Nº 4, páginas 79 a 89,

16)   Ibídem.

17)   Estrella Izaguirre, art. cit. , páginas 79 a 89.

18)   Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 124 correspondiente al 25 de enero de 1888, página 3, columna 3.

19)   Olga Aguiar, “Museo Regional ´Milton de los Santos’: historia y acervo” en Revista Histórica Rochense,Año V, Nº 5, noviembre 2013, página 61.

20)    Periódico “El Imparcial”, Rocha,  Edición Nº 134, correspondiente al 4 de julio de 1885, página 3, columna 4.

21)   Periódico “El  Imparcial”, Rocha, Edición Nº 3, correspondiente  al 22 de marzo de 1884, Sección Avisos, página 3.

22)    Periódico “El Imparcial”, Rocha, Edición Nº 3, correspondiente al 22 de mayo de 1884, Sección Avisos, página 3.

23) Calle Florida, actual Florencio Sánchez y calle Santa Teresa, actual 19 de Abril. Periódico “El Imparcial”, Rocha, Edición Nº 211, correspondiente al 31 de marzo de 1886, página 3, columna 3.

24) Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 3, correspondiente al 22 de marzo de 1884, Sección Avisos, página 3.

25)   Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 229, correspondiente al 22 de marzo de 1888, página 2, columna 2.

26)    Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 280, correspondiente  al 27 de setiembre de 1889, página 2, columna 2.

27)   Periódico “El Imparcial”, Rocha, Edición Nº 134, correspondiente al 4 de julio de 1885. Página 2, columna 5.

28)   Periódico “El Nacionalista”, Rocha, Edición Nº 130, correspondiente al 13 de abril de 1888, página 2, columna 5.

29)    Periódico “El Imparcial”, Rocha, Edición Nº 66, correspondiente al 1º de noviembre de 1884, página 2, columna 3.

Tags: